Las redes sociales se convirtieron en plataformas optimizadas para que las marcas pueden interactuar con sus seguidores y estimulará  nuevos clientes a identificarse con la marca. Es por ello que las redes sociales y el marketing redefinieron las dinámicas de trabajo.

Mientras las grandes empresas apuestan por una mayor presencia en campañas 360, los Pymes y emprendedores apuestan por construir relaciones que poco a poco se condicionan acorde a la estrategia de la marca.

Las redes sociales y marketing funcionan, en la actualidad, como una simbiosis en el que el posicionamiento web es el principal motor de la marca.

Las plataformas sociales sirven para mucho más que mostrar y ofrecer productos o servicios, sino también para llegar a más clientes y ejecutar estrategias más funcionales para segmentos establecidos.

Pescando clientes en las redes sociales

Las redes sociales funcionan como un organismo independiente. Cada una funciona diferente trabaja de manera diferente y es asimilada por sus usuarios de manera singular.

Es por ello que las estrategias deben estar pensadas en relación a las redes sociales y marketing por separado, pero dentro del mismo plan de juego.

Si bien es cierto, una buena estrategia unida al arquetipo de redes sociales y marketing directo puede ser una fórmula mágica para captar nuevos clientes, no es pescar dentro de una pecera.

Las redes sociales aportan datos claves para el desarrollo de estrategias de marketing desde la localización, hábitos, gustos, preferencias, hasta la manera en la que asimila la información y la manera en cómo la comparte.

Esa información es clave para el desarrollo de estrategias, a pie, para cada marca siguiendo las metas establecidas en el pan de acción.  

Si viene s cierto, esta segmentación y la exposición en la web te permite llegar a muchas más personas, en especial posibles clientes, se deben buscar perfiles que se ajusten a tu target.

El generar contenido atractivo es el primer gancho y redireccionar a los nuevos clientes a conocer las cuentas que tiene tu empresa.

Además,  la  participación  y comunicación a través de redes  sociales, ayuda en gran medida a estar más cerca de nuestros clientes, conocerlos y de esta forma mejorar nuestra oferta.

A continuación te mostramos las funciones que puede cumplir para nuestra empresa la utilización de redes sociales en cada etapa de la campaña de marketing.

 

La segmentación del público objetivo es muy efectiva acorde a necesidades y situaciones puntuales. Eso incluye la ubicación, edad o los intereses compartidos.

 

La capacidad de generar, manejar y procesar datos en tiempo real sobre la medición efectiva de las acciones de promoción.

Comprender y analizar a tus usuarios en función de la estimulación que le proporcionas, mediante  la cantidad de visitas diarias o seguidores.

 

La capacidad de ajuste y evolución en tiempo real permite la flexibilidad para ejecutar cambios de forma inmediata en las publicidades.

 

Si bien es cierto las plataforma de redes sociales es un gran trampolín para hacer publicidad, el costo de inversión es muy bajo comparado con los medios tradicionales.

Pero las redes sociales no dejan de ser un canal de conversación e interacción funcional entre la marca y sus usuarios.